Dark

dark-coverUn vampiro debe ser sigiloso hasta llegar al cuello de sus víctimas. Dark, a cargo de Realmforge y Kalypso Media, expone en Xbox 360 y PC una fórmula muy convencional dentro del universo de los colmilludos, con toques RPG y bastantes desaciertos en su exposición. Lejos de lo que podría haber dado de sí el maleficio.

Las mecánicas del sigilo están de moda. Dishonored, The Last of Us, Hitman: Absolution, Deus-Ex: Human Revolution, el venidero Thief… No son pocos los ejemplos de buenos juegos que se abrazan con fuerza a esto del avance pausado y las víctimas que caen sin esperarlo con nuestro ataque desde la sombra. Realmforge Studios, tradicionales del rol fantástico, se atreven ahora con el género de la infiltración y el silencio, con este insulso Dark sellado por Kalypso Media que pese a tener buenas ideas y un manojo de oportunidades para expresarlas en realidad no consigue funcionar como debería y tropieza en aspectos técnicos y jugables que ahora, a finales de generación, no son permisibles enXbox 360 y PC, las dos plataformas en que sale.

Un vampiro contra el mundo, al que por supuesto vamos a encarnar, enseña sus dientes para relacionarse con otros personajes, acabar con todo humano que se le ponga por delante en busca de su rojizo elixir vital y poner fin a una misteriosa historia que no terminará de cautivar al habitual a las aventuras de acción.

Videos

Galería de imágenes